Macaron francés sin harina de almendras

En esta receta, he sustituido la harina de almendras por coco deshidratado consiguiendo resultados sorprendentes. También te dejo algunas sugerencias para hacer macarons y no morir en el intento.

La idea de esta receta la tenía en mente por un tiempo, desde que hice unos suspiros a los que agregué coco a la mezcla y pensé que el coco deshidratado sería un buen sustituto para la harina de almendras y pues si, resultó buena idea.

Hay que pensar que el coco deshidratado es mucho más económico que la harina de almendras, muchas veces más fácil de conseguir y también resulta una buena opción para aquellos que tiene intolerancias a las nueces.

Estuve buscando información en la web y la única referencia que encontré fue en el blog Brave Tart (tristemente este blog ya no existe), donde Stella, su autora, decía que podría usarse cualquier tipo de nuez para sustituir a las almendras.

Luz verde; es posible mi idea.

Esta receta está hecha con una base de merengue francés. Me parece que es la forma más fácil de hacerlo y de reducir los errores que pueden llevarnos al fracaso total, se los digo por experiencia.

La primera prueba resultó fatal; todos los macarons de esa horneada fueron unos no-macarons: quebrados, sin “pie”, nada…pero eso si, estabas riquísimos.

Algunas cosas fallaron aquí: no los dejé secar, la temperatura del horno era muy alta y además batí de más la mezcla y quedó muy líquida.

Así que después que haberlos comido con la esperanza que la próxima vez quedarían bien, vine a la carga de nuevo, y esta vez tuve mi momento Pierre Hermé: una horneada perfecta de estas caprichosas galleticas.

La verdad es que los macarons no son difíciles de hacer, lo que sucede es que necesitan una consistencia que se logra con la práctica y como no hacemos macarons con frecuencia, pues he ahí el detalle.

Yo los he enfrentado con la misma idea de hacer suspiros pues partimos de una base de merengue.

Creo que se ha creado un mito alrededor de ellos que los hace casi unos dioses del olimpo, y muy a beneficio de quienes los venden, porque caros sí son..

Consejos fáciles para hacer macarons:

El merengue debe ser esponjoso y brillante, pero no seco.

Encontrar el punto exacto de la macaronage lo da la práctica, es difícil explicarlo, aunque podemos pensar en un batido espeso pero con movimiento.

No saltarse el paso de secar los macarons, esto ayuda a formar su famoso “pie”

Controlar la temperatura del horno.

Si el día está lluvioso, no es impedimento para hacerlos, pueden que tarden más tiempo en secar que en un día con sol.

Práctica, práctica…

¡Vamos con la receta!

Macaron francés sin harina de almendras. Receta

Macarons con merengue francés, sin harina de almendras, sustituida por coco deshidratado.

  • Tiempo de preparación: 1 hora aprox.
  • Tiempo de cocción: 16 minutos
  • Cantidad: 40 tapas, 20 macarons

Ingredientes

  • 1 3/4 tazas de azúcar glass
  • 1 taza de coco deshidratado
  • 3 claras de huevo a temperatura ambiente
  • 1/4 taza de azúcar blanca
  • 1/8 cucharadita de sal (una pizca)
  • Colorante en gel
  • 1/2 cucharadita de extracto de vainilla o almendra
  • Mermelada, ganache o cualquier otra crema para el relleno

Preparación:

Prepara dos bandejas y coloca papel para hornear. Puedes marcar unos círculos con una tapa pequeña para tener una plantilla y que los macarons queden del mismo tamaño; ten la precaución de dejar hacia abajo el lado del papel donde has marcado.

Combina el azúcar glass y el coco deshidratado y colócalos en un procesador de alimentos, le das un par de pulsadas y lo tamizas 2 o 3 veces, generalmente quedan unas 2 cucharadas de granos mas gruesos del coco; descártalos.

En el tazón de la batidora, colocar las claras de huevo, el azúcar blanca, la sal y batir a velocidad alta por 6 minutos, hasta que el merengue esté esponjoso y brillante, apagar la batidora, agregar el colorante y el extracto del sabor elegido y batir un minuto más.

Agregar al merengue la mezcla de azúcar glass y coco deshidratado en tres partes y con movimientos envolventes con ayuda de una espátula de silicona.

Al principio la mezcla será grumosa, pero una vez integrado todo, seguimos los movimientos envolventes comprimiendo la mezcla contra las paredes del tazón, para bajar las claras. Esto se conoce como macaronage.

La mezcla estará en su punto cuando al tomar una cantidad con la paleta y al dejarla caer, ésta los hará en forma de cinta; tampoco debe quedar muy líquida; es una mezcla espesa pero con movimiento.

Coloca la mezcla en una manga pastelera con una boquilla lisa (Yo he usado una Ateco 808) y forma los macarons sin llegar al borde de la marca que has hecho.

Toma la bandeja y dale unos golpes para sacar el aire de los macarons, verás como se expanden un poquito, llegando más o menos a la línea que has marcado.

Deja secar los macarons por un espacio de 15 minutos a 1 hora, dependiendo de la humedad del aire. Estarán listos cuando al pasar el dedo por la superficie, está lisa y no se pega a tu dedo.

Precalienta el horno a 275°F y hornea una bandeja a la vez, colocando la rejilla en el centro del horno, tardarán unos 16 minutos en hornearse.

A mitad de cocción, abrir el horno y dar vuelta a la bandeja, para que se horneen de forma pareja.

Para saber si están listos, intenta despegar un macaron de la bandeja; si ves que el tope se mueve sobre sí mismo, le falta cocción; si se despegan fácilmente ya están.

Retira los macarons de la bandeja y déjalos en el mismo papel y colócalos sobre sobre una rejilla para que se enfríen completamente; despégalos.

Utiliza el relleno de tu preferencia para formar las galletas, puede ser ganache, mermelada, crema de mantequilla, en fin, la que te guste. Déjalos al menos 24 horas en el refrigerador antes de consumir; esto hará que mejoren en sabor.

Notas:

Por la textura del coco, es importante pasarlo por el procesador de alimentos para evitar que sea muy grumoso.

Después de tamizar la primera vez, es buena idea volver a la pasar el coco y azúcar por el procesador para romper más el coco.

Las claras no necesitan estar envejecidas, pero sí a temperatura ambiente.

Puedes prescindir del uso de los saborizantes, ya que el coco le da muy buen sabor al macaron.

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Back to top button